El microbioma intestinal y cutáneo son dos ecosistemas complejos que desempeñan papeles importantes en la salud humana. En los últimos años, ha habido un creciente interés en la relación entre estos dos microbiomas y su potencial papel en el desarrollo de afecciones cutáneas comunes.

El microbioma cutáneo está formado por billones de bacterias, hongos y otros microorganismos que viven en la superficie de la piel. Estos microbios desempeñan una variedad de funciones importantes, entre las que se incluyen proteger la piel de las infecciones, mantener la barrera cutánea y regular el sistema inmunitario.

El microbioma intestinal también alberga billones de microbios, y desempeña un rango de funciones aún más amplio. Estos microbios ayudan a digerir los alimentos, absorber los nutrientes y producir vitaminas. También desempeñan un papel en la regulación del sistema inmunitario y el estado de ánimo.

Hay pruebas crecientes de que los microbiomas intestinal y cutáneo están interconectados. Por ejemplo, los estudios han demostrado que los cambios en el microbioma intestinal pueden provocar cambios en el microbioma cutáneo, y viceversa.

Esta interconexión se cree que es una de las razones por las que la salud intestinal a menudo está relacionada con la salud cutánea. Por ejemplo, las personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) a menudo tienen afecciones cutáneas como eccema y psoriasis.

Además, los estudios han demostrado que los probióticos, que son bacterias vivas similares a las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino, pueden ser eficaces en el tratamiento de algunas afecciones cutáneas. Así mismo, procurar el bienestar de estas bacterias y mejorar su entorno, con complementos nutricionales postbióticos de butirato, es otra vía para la mejora de la salud intestinal.

Aunque se necesita más investigación para comprender plenamente la relación entre los microbiomas intestinal y cutáneo, las pruebas sugieren que estos dos microbiomas desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la salud cutánea.

Aquí hay algunas de las afecciones cutáneas comunes que se han relacionado con el microbioma intestinal:

  • Acné
  • Psoriasis
  • Eccema
  • Rosácea
  • Dermatitis atópica

Si estás luchando contra una afección cutánea, es importante hablar con tu médico. Ellos pueden ayudarte a determinar si hay una relación entre tu salud intestinal y tu afección cutánea. También hay una serie de cosas que puede hacer para mejorar tu salud intestinal, como seguir una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y tomar complementos nutricionales con probióticos y postbióticos como el butirato.

Aquí hay algunos consejos para mejorar tu salud intestinal:

  • Sigue una dieta saludable que incluya muchas frutas, verduras y cereales integrales.
  • Evita los alimentos procesados, las bebidas azucaradas y las cantidades excesivas de carne roja.
  • Haz ejercicio regularmente.
  • Toma probióticos y postbióticos.
  • Controla el estrés.

Al cuidar tu salud intestinal, puedes ayudar a mejorar tu salud general y bienestar, incluida la salud de tu piel.

Ref.: The Skin and Gut Microbiome and Its Role in Common Dermatologic Conditions - https://www.mdpi.com/2076-2607/7/11/550

KeyBiological K-Butyrate 30 cápsulas, complemento alimenticio postbiótico con ácido butírico vegano. Butirato Vitamina A Vitamina leer más
18,17
K-Butyrate 30 cápsulas
18,17 (18,17 con IVA) Añadir al carrito
Vegafarma Probiotic 5 60 cápsulas
25,55 (25,55 con IVA) Añadir al carrito